Condiciones Médicas

Obtenga más información a continuación o programe una evaluación médica gratuita el mismo día.

Dolor de Espalda

Resumen

El dolor de espalda es una de las razones principales por las cuales se visita al médico y se pierden días de trabajo. Cada año, se gasta cerca de $ 1 billón de dólares en el tratamiento del dolor de espalda, pérdida de salarios, litigios y en incapacidades en este país.

El dolor de espalda normalmente afectará a 4 de cada 5 personas durante su vida, y es la causa principal de incapacidad relacionada con el trabajo en los EE. UU. Afortunadamente, los casos de dolor de espalda a menudo son autolimitados y se resuelven por sí solos sin la necesidad de cirugía. El tratamiento conservador casi siempre debe intentarse cuando el dolor de espalda no se resuelve en una o dos semanas.

Causas

Las causas del dolor de espalda varían desde lesiones en los tejidos blandos, como los músculos tirados, hasta lesiones en las estructuras más profundas que comprenden el esqueleto  y sus estructuras de soporte, como los discos herniados.

La causa debe identificarse para poder proporcionar el tratamiento adecuado, ya que el tratamiento depende obviamente de la causa.

Estas son algunas de las causas más comunes del dolor de espalda:

  • Disco herniado. Esto ocurre cuando el material del disco presiona un nervio.
  • Ciática. Esta condición a menudo ocurre cuando un disco herniado afecta al nervio ciático y causa dolor agudo y punzante en los glúteos y en la parte posterior de la pierna.
  • Estenosis espinal. Esta condición ocurre cuando el espacio alrededor de la médula espinal y las raíces nerviosas se reducen debido a la artritis y al crecimiento excesivo de los huesos. Esto puede presionar o pinchar un nervio.
  • Espondilosis. La espondilosis es un tipo de artritis que afecta la columna vertebral. Es debida a los cambios degenerativos en la columna vertebral que a menudo vienen con el envejecimiento.
  • Espondilolistesis. Esta condición ocurre cuando una vértebra en la columna vertebral se desliza hacia adelante sobre otra.
  • Síndrome de Cola de Caballo (Cauda Equina). Este es un problema neurológico grave que causa debilidad en las piernas, entumecimiento en la "silla" o área de la ingle, y pérdida del control de los intestinos o la vejiga.
  • Cáncer en la columna vertebral. Un tumor en la columna vertebral puede presionar un nervio que causa dolor de espalda.
  • Infección de la columna vertebral. Si la fiebre junto a una sensación sensible y cálida en una área acompañan al dolor de espalda, la causa podría ser una infección.
  • Lesión. El daño a los huesos, ligamentos o músculos de la espalda puede causar dolor severo.
  • La cirugía espinal fallida puede ser una causa grave de dolor de espalda debilitante.

Buscando Asesoría Médica

La mayoría de los casos de dolor de espalda mejoran gradualmente con el tratamiento en el hogar y el cuidado personal. Aunque pueden pasar varias semanas antes de que se resuelva por completo, debe notar alguna mejoría dentro de las primeras 72 horas de cuidado personal. Si no, consulte a su médico.

En casos raros, el dolor de espalda puede indicar un problema médico grave. Consulte a un médico inmediatamente si su dolor de espalda:

  • Es constante o intenso, especialmente cuando se acuesta por la noche o cuando camina.
  • Se asocia con debilidad o entumecimiento en las piernas o los pies.
  • Se asocia con la pérdida de la función intestinal o vesical.
  • Se asocia con fiebre o sudores nocturnos.
  • Se asocia con trauma.
  • Se acompaña de una inexplicable pérdida de peso.
  • Se asocia con dolor abdominal y sensación pulsante.

Detección y Diagnóstico

Cuando un paciente se presenta a un médico con dolor de espalda, se debe realizar un historial cuidadoso del dolor, en el cual se evalúan las causas precipitantes y se evalúan otros factores importantes. También deben considerarse otras afecciones médicas que el paciente pueda tener cuando el dolor de espalda es el síntoma. Además, se debe realizar un examen físico, así como una revisión de cualquier prueba de diagnóstico que el paciente ya haya realizado. Todo lo anterior se toma en consideración para hacer el diagnóstico correcto y formular un plan de tratamiento adecuado.

Muchas veces, un médico puede, por diversas razones, ordenar una o más pruebas diagnósticas:

  • Radiografía. Estas imágenes muestran la alineación de sus huesos y si tiene una enfermedad articular degenerativa o huesos rotos. Las imágenes de rayos X no mostrarán problemas específicos en la médula espinal, en los músculos, tejidos fibrosos (fascia),  nervios o en los discos.
  • Imágenes de resonancia magnética (IRM) o tomografía computarizada (TC). Estas exploraciones pueden generar imágenes que pueden revelar discos herniados o problemas con los huesos, músculos, tejidos, tendones, nervios, ligamentos y vasos sanguíneos.
  • Gammagrafía ósea. En casos raros, su médico puede usar una gammagrafía ósea para detectar tumores óseos o fracturas por compresión causadas por la osteoporosis. En este procedimiento, recibirá una inyección de una pequeña cantidad de una sustancia radiactiva (trazador radiactivo) en una de sus venas. La sustancia se acumula en sus huesos y le permite a su médico detectar problemas en los huesos usando una cámara especial.
  • Estudio de conducción nerviosa (electromiografía, o EMG). Esta prueba mide los impulsos eléctricos producidos por los nervios y las respuestas de los músculos. Los estudios de las vías de conducción nerviosa pueden confirmar la compresión nerviosa causada por una hernia discal o el estrechamiento de su canal espinal (estenosis espinal).

Tratamiento

La mayoría de los casos de dolor de espalda mejoran con unas pocas semanas de tratamiento en el hogar y atención cuidadosa. Un breve período de terapia antiinflamatoria y de frío o calor puede ser todo lo que necesite para mejorar su dolor. Un corto período  de reposo en cama está bien, pero más de un par de días en realidad hace más daño que bien. Si los tratamientos en el hogar no funcionan, su médico puede sugerir medicamentos más fuertes u otra terapia.

Medicamentos y Terapias

  • Fisioterapia y ejercicio. Un fisioterapeuta puede aplicar una variedad de tratamientos, como calor, hielo, ultrasonido, estimulación eléctrica y técnicas de liberación muscular, a los músculos de la espalda y los tejidos blandos para reducir el dolor. A medida que el dolor mejora, el terapeuta puede enseñarle ejercicios específicos para aumentar su flexibilidad, fortalecer la espalda y los músculos abdominales, y mejorar su postura. El uso regular de estas técnicas ayudará a aliviar el dolor recurrente.
  • Medicamentos recetados. Su médico le puede recetar un medicamento antiinflamatorio no esteroideo  en algunos casos, también posiblemente recomiende un relajante muscular, para aliviar el dolor de espalda leve a moderado que no mejora con los analgésicos de venta libre.
  • Inyecciones de cortisona. Si el dolor no se alivia con otras medidas y usted tiene un dolor que se irradia desde su "nervio pinzado", su médico le puede recetar inyecciones de cortisona, un medicamento antiinflamatorio, en el espacio que rodea la médula espinal (espacio epidural). Una inyección de cortisona ayuda a disminuir la inflamación alrededor de las raíces nerviosas.
  • Estimulación eléctrica. Un procedimiento llamado estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés) utiliza una unidad que envía una corriente eléctrica débil a través de puntos específicos de la piel hacia vías nerviosas. Se piensa que esto interrumpe las señales de dolor, evitando que alcancen su cerebro. Aunque seguro e indoloro, TENS no funciona para todas las personas o para todos los tipos de dolor. Generalmente es más efectivo para el dolor agudo que para el dolor crónico y se usa a menudo con otros tratamientos. La TENS puede ser una buena opción para las personas que no pueden tomar o que no obtienen alivio con los medicamentos.
  • Escuelas de Espalda. Estos programas, disponibles en muchas comunidades, se enfocan en controlar el dolor de espalda y prevenir su recurrencia. El estudio en el aula generalmente implica anatomía y función de la espalda, seguidas de sesiones de práctica sobre cómo proteger la espalda en casa y en el trabajo.

Tratamiento del Dolor de Espalda Crónico
El tratamiento para el dolor de espalda crónico también puede incluir el uso de:

  • Medicamentos antidepresivos. Se ha demostrado que las dosis bajas de ciertos tipos de antidepresivos alivian el dolor, independientemente de su efecto sobre la depresión.
  • Narcóticos (opioides). Estos medicamentos, como la codeína o la hidrocodona, pueden usarse por un corto período de tiempo con la supervisión de su médico.
  • Bloqueos nerviosos. Estos procedimientos van desde simples inyecciones de anestesia local a menudo combinadas con una preparación parecida a la cortisona, hasta bloqueos de nervios dirigidos muy precisos dirigidos al "generador de dolor" específico y realizados bajo fluoroscopia. Las inyecciones epidurales y facetarias son ejemplos comunes de bloqueos nerviosos que se realizan para diagnosticar y tratar afecciones dolorosas.
  • Ablación por radiofrecuencia. Es un procedimiento realizado después de que se haya logrado una reducción temporal exitosa del dolor con bloqueos nerviosos diagnósticos. Estos procedimientos generalmente se realizan con un equipo especial, que incluye una máquina de radiofrecuencia, fluoroscopia para visualizar exactamente dónde se encuentra la aguja y bajo sedación intravenosa para garantizar la comodidad y seguridad del paciente.

Procedimientos Quirúrgicos y Otros
Pocas personas necesitan cirugía para el dolor de espalda. No existen técnicas quirúrgicas efectivas para el dolor de espalda relacionado con los músculos y tejidos blandos. La cirugía generalmente se reserva para el dolor causado por una hernia de disco. Si tiene un dolor constante o una debilidad muscular progresiva causada por la compresión del nervio, puede beneficiarse de la cirugía. Los tipos de cirugía de espalda incluyen:

  • Laminectomía y Laminotomía. Estos procedimientos implican extirpar parte de su vértebra, la parte ósea de la columna vertebral. Este procedimiento puede aliviar el dolor en las piernas causado por espolones óseos o fragmentos de disco que sobresalen en su canal espinal o presionan las raíces nerviosas dentro de su columna vertebral.
  • Fusión. Esta cirugía consiste en unir dos vértebras para eliminar el movimiento doloroso.
  • Terapia electrotérmica intradiscal (IDET). En este tratamiento, los médicos insertan una aguja a través de un catéter en el disco. La aguja se calienta a una alta temperatura por unos 20 minutos como máximo. El calor espesa y sella la pared del disco, lo que reduce la protuberancia del disco y la irritación relacionada con el nervio espinal. No está claro si este tratamiento es efectivo para el dolor de espalda.

Prevención

Es posible evitar el dolor de espalda  mejorando su condición física así como también aprendiendo y practicando una mecánica corporal adecuada.

Para mantener su espalda sana y fuerte usted debe:

  • Ejercitarse. Las actividades aeróbicas regulares de bajo impacto (aquellas que no tensan o sacuden la espalda) pueden aumentar la fuerza y ​​la resistencia en la espalda y permitir que los músculos funcionen mejor. Caminar y nadar son buenas opciones. Hable con su médico sobre qué actividades son las mejores para usted.
  • Construya fuerza muscular y flexibilidad. Los ejercicios de los músculos abdominales y de la espalda (ejercicios de fortalecimiento del abdomen) ayudan a acondicionar estos músculos para que trabajen juntos como un corsé natural para la espalda. La flexibilidad en las caderas y la parte superior de las piernas alinea los huesos de la pelvis para mejorar cómo se siente la espalda..
  • Deje de fumar. Los fumadores disminuyen los niveles de oxígeno en sus tejidos espinales, lo que puede dificultar el proceso de curación.
  • Mantenga un peso saludable. El sobrepeso pone una presión excesiva a los músculos de la espalda. Si tiene sobrepeso, adelgazar puede prevenir el dolor de espalda.

Utilice el movimiento corporal adecuado:

  • Mantengase de pie inteligentemente. Una posición pélvica neutral es importante. Si usted debe permanecer de pie durante largos períodos de tiempo, alterne la colocación de sus pies en un reposapiés bajo para quitar algo de la carga en su espalda baja.
  • Siéntese inteligentemente. Elija un asiento con un buen soporte para la parte baja de la espalda, apoyabrazos y una base giratoria. Considere colocar una almohada o una toalla enrollada en la parte baja de la espalda para mantener su curva normal. Mantenga sus rodillas y caderas al mismo nivel.
  • Levante inteligentemente las cosas pesadas. Deje que sus piernas hagan el trabajo. Muévase de arriba  hacia abajo. Mantenga su espalda recta y doble solo las rodillas. Sostenga la carga cerca de su cuerpo. Evite levantar y torcer simultáneamente. Busque a alguien que le ayude a  levantar si un objeto es pesado o incómodo.
  • Duerma inteligentemente. A las personas con dolor de espalda se les ha dicho comúnmente que usen un colchón firme, pero estudios recientes indican que un colchón de firmeza media podría ser mejor. Use almohadas para apoyarse, pero no use una almohada que levante su cuello en un ángulo severo.

Rellene el formulario para programar una cita

*Sin costo alguno

SUBIR Call now